Inspiración: decoración en azul y amarillo

¡Vuelve la decopedia en su tercera edición con la temática “A todo color”! y desde el mismo momento en que lo supe, no tuve ninguna duda sobre qué escribir. Aquí va:

Un día, hace no mucho, fui a Ikea para comprar algunos accesorios, y mientras recorría los pasillos exposición por exposición, de repente ¡tuve una revelación! Me quedé absolutamente prendada de una combinación de colores en la que nunca había reparado, y que hizo que me replanteara cambiar el dormitorio, el salón o cualquier otro espacio de mi casa con tal de introducir esa gama de colores.

Eran simplemente un azul claro y un amarillo tirando a mostaza, pero juntos… juntos recordaban a la playa, al verano, al relax de las vacaciones… El espacio se convertía en puro y limpio; uno de esos lugares de los que no saldrías nunca… Y a pesar de mi entusiasmo, aún no he tenido oportunidad de introducirlos en mi casa, pero lo que sí puedo hacer, mientras tanto, es inspirarme a través de esta recopilación de espacios increíbles.

¿Queréis disfrutar de ellos conmigo? 😉

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

Decoración azul y amarillo

Vía

¿No os encanta? ¡Es como vivir en una casa frente al mar siempre de vacaciones!

¡Feliz día!

Anuncios

Mi bautismo con el Washi-tape

Hace poco que en mi ciudad han abierto un bazar chino gigante, y reconozcámoslo, aunque apoyemos el comercio local, para comprar cosas básicas como pegamento, cartulina y cosas similares, “los chinos” nos vienen genial.

La cuestión es que el otro día pasé por allí y cuando vi que habían traído una cantidad considerable de Washi-tapes no pude resistirme. Después de ver tantos proyectos por la red y la de gente que hay enganchada a este material, yo también tenía que probarlo. Así que cogí tres modelos que me gustaron bastante y me puse a pensar en posibles proyectos (sí, lo sé, primero compro y luego pienso qué hacer con ello… ¡no tengo remedio!).

Y he aquí mis creaciones:

Lamina con washi tape

Lamina con washi tape

Decidí hacer unas láminas decorativas con washi tape, porque aunque hay proyectos alucinantes circulando por Internet, me parecía una forma sencilla y rápida de iniciarme en el mundillo.

Para los que aún no lo conozcáis os pongo el paso a paso de creación de estas dos láminas que no os llevarán más que unos pocosminutos:

LAMINA 1

En una cartulina blanca imprimí un ampersand (‘&’) grandote (que también podéis dibujar) y por la parte trasera, calcándolo a través de la luz de la ventana, dibujé las líneas del símbolo que me servirán de guía para recortarlo más tarde.

Una vez que hemos hecho ese paso, ya podemos empezar a poner el washi-tape intentando coincidir (en la medida de lo posible) el dibujo de una línea con otra.

DIY Lámina con washi tape

Y después, simplemente, recortamos el dibujo que hayamos escogido.

DIY Lámina con washi tape

Ahora ya  no queda más que escoger una cartulina de otro color que nos guste y que haga que la figura resalte, y ¡ya estará listo para enmarcar!

DIY Lámina con washi tape

Queda bien, ¿verdad? Pues vamos a por la segunda, que lleva un poco más de elaboración:

LÁMINA 2

En este caso hemos escogido una cartulina gris sobre la que le vamos a “dibujar” un patrón geométrico con washi-tape blanco:

DIY Lámina con washi tape

Después, dibujaremos o imprimiremos una imagen que nos guste especialmente y la recortaremos. Esto nos servirá de ayuda para dibujar la silueta en la cartulina negra.

DIY Lámina con washi tape

Una vez que hayamos dibujado la silueta en cartulina y recortado la figura, lo colocaremos sobre nuestro patrón hecho con washi-tape.

DIY Lámina con washi tape

Y ahora ya, finalmente, le daremos un toque especial al marco decorándolo también con washi-tape:

DIY Lámina con washi tape

Y ¡ya está lista la lámina!

DIY Lámina con washi tape

¿Qué os han parecido los proyectitos? Ya habéis visto que con poca cosa se pueden conseguir unas láminas decorativas y muy personalizables.

¿Os habéis unido ya al club de fans del washi-tape? 🙂

Letras; letras everywhere

Se lleva la decoración con letras. Ya sean de madera, de cartón, con luces o de tamaño escala 1:1 (persona:letra), están más de moda que nunca. Las encontramos en casas, en estudios y como decoración navideña (que ya se acercan las fechas…). Lo cierto es que aunque suelo negarme a dejarme llevar por la corriente de las modas, tengo que reconocer que lo de las letras me gusta, sí. Me resultan inspiradoras, elegantes y con mucho mensaje. Quedan bien en cualquier sitio -desde una habitación infantil a una cocina- y le dan un toque especial al ambiente.

Así que inspirándome en posibles escenarios donde las letras (palabras, símbolos…) son las protagonistas, me he animado a hacer un DIY, cuyo paso a paso os pongo a continuación. Pero antes, os voy a presentar ese tipo de decoraciones con letras que inspiran. Obviamente no serán hechas a mano -lo cual le resta mérito :-P- pero sirven para apreciar el alcance que tiene este tipo de prosa sobre una pared o un mueble.

La primera de las imágenes tiene una decoración de mi querido estilo nórdico: limpio, claro, blanco… y con el contraste de las letras de colores, el resultado es espectacular.

Decoración con letras

Este otro tipo de uso de las letras, más sencillo pero igual de bonito, le da un toque especial a la decoración de esa mesa.Decoración con letras

Fuente: Home-owner-buff.com

La autora de la siguiente imagen se ha creado este escenario con una frase que le inspirará cada noche al acostarse. Bonito y romántico…
Decoración con letras

Fuente: Pinterest

En la misma línea que las letras, decorar con palabras también consigue un efecto decorativo muy interesante. Aquí la muestra:
Decorar con palabras

Pero sin duda alguna, el efecto más impactante se consigue con la combinación de letras y luces. Recuerda al camerino de una estrella de cine y te hace sentir especial.

Letras con luces

Y ahora sí, después de que ya nos hemos inspirado, lo prometido es deuda; aquí va el paso a paso para que hagáis unas letras decorativas con cartón, aunque con un estilo diferente, más rústico (¿por qué siempre vuelvo con lo mismo? ¿estaré obsesionada?) y menos perfecto: más natural 🙂

Comenzaremos por dibujar las letras sobre un cartón. Podéis usar un molde o copiar una tipografía que os guste como hice yo. Quise darle un toque desordenado tumbando dos de las letras, pero podéis (debéis) darle vuestro estilo personal.

Después recortar las letras y repetir lo mismo una vez más para tener nuestra palabra por duplicado.

DIY letras cartón

DIY letras cartón

Para darle consistencia al interior, vamos a cortar trozos de cartón y apilarlos colocándolos entre las dos palabras. Hay quien usa poliespan u otros materiales. El resultado es el mismo así que utilizad lo que tengáis en casa: ¡echadle imaginación!

DIY letras cartón

Y ahora, para tapar el hueco y unir las dos  palabras usaremos cartulina y celo.

DIY letras cartón

DIY letras cartón

Este es el momento más “engorroso”. Hay que rememorar nuestros días de plástica en el colegio y con mucha paciencia y siendo cuidadosos empezar a empapelar las letras. Queremos darle consistencia, que sean un poco más duras y tengan un efecto “arrugado”, así que usando una mezcla a partes iguales de cola blanca y agua, iremos pegando trocitos de periódico a las letras y cubriéndolas bien del “mejunje” (aquel que haya visto alguna vez ‘art attack’ sabe cómo funciona esto).

DIY letras cartón

DIY letras cartón

Por último, procederemos a pintarlas. Es necesario darle dos o tres capas de pintura dependiendo de qué utilicéis. Yo he usado témperas como las que usábamos en el colegio, y he tenido que insistir bastante para conseguir el resultado deseado.

DIY letras cartón

DIY letras cartón

Colocar el periódico en algunas zonas un poco arrugado, le da ese relieve y efecto de “roca” que le distingue de las letras tradicionales. Es… mi toque personal. Et voilá!

DIY letras cartón

Por supuesto, todo es mejorable pero para ser las primeras que hago estoy contenta con el resultado. Son diferentes. Tienen mi propio sello. Al fin y al cabo únicas.

¿Os animáis?

Una de vigas y buhardillas

Recuperando el post sobre decoración rústica y siguiendo en la misma línea, hoy os traigo una entrada sobre vigas y buhardillas.

Las buhardillas. Esos lugares que sólo pueden tener dos destinos y que además son totalmente opuestos: o se abandonan y se utilizan como lugar de acumulación de trastos inservibles y polvo por doquier, o se descubre ese especial toque que aporta su asimétrica disposición para crear una estancia de revista. Por supuesto, me voy a centrar en los segundos, que obviamente inspiran más que los ‘trasteros’…

¿No os encantan los típicos refugios de alta montaña con grandes vigas que atraviesan las habitaciones? Esos salones con chimeneas ardientes mientras afuera la nieve cae lentamente… Vale, me he puesto un tanto nostálgica, pero con este frío repentino es donde realmente apetece estar…

Las buhardillas y espacios con vigas que os vengo a mostrar hoy son bastante más modernos que esa imagen de refugio de los Pirineos. Son algo que bien encajaría en cualquier pisito de ciudad. Un lugar acogedor, muy carismáticos y con una visión muy limpia y clara.

Ático. Buhardilla

En el artículo sobre esta maravillosa buhardilla tenéis muchas más fotografías sobre este piso tan peculiar donde predomina una decoración de estilo industrial aunque con toques que aportan mucha calidez al ambiente.

El siguiente ático, en cambio, dispone de unas vistas y unos grandes ventanales envidiables (al menos, para mí); toda esa luz entrando en cada rincón del piso… un lugar donde a cualquiera le gustaría estar. ¡Es más, imagínatelo con nieve en la calle (Ups, otra vez me ha salido la vena invernal)!

Ático, buhardilla

Algunos pisos disponen de unos techos abuhardillados tan impresionantes que no necesitan mucha más decoración para conseguir ese carácter y personalidad que muchos buscan. Fijaros en el curioso efecto de las vigas de esta vivienda.

Ático, buhardilla

Los tonos blancos siempre son un acierto en las viviendas -sobre todo en decoraciones modernas- y esta buhardilla de Milán ha sabido dar ese toque ligero y limpio al ambiente. ¡Un acierto teniendo en cuenta sus dimensiones!

Ático, buhardilla

Y como la cosa también va de vigas, acabo con dos espacios en los que éstas son sus protagonistas. La primera de ellas de estilo más moderno, y la segunda con un aire más rústico y tosco. ¡Cualquiera de los dos, fantásticos!

Vigas

Vigas

¿Quién no se refugiaría en cualquiera de estos lugares? Yo, desde luego, ¡ya mismo!

Muchas luces y algunas sombras

Como ya comenté en el post dedicado a lo rústico me gusta la decoración con cosas sencillas; ese aspecto relajado que confiere la madera natural/rústica o -de lo que vamos a hablar hoy- las luces.

Por supuesto, no hablo de lámparas de diseño ni de sistemas de iluminación de última tecnología; hablo de nuestras viejas conocidas: las bombillas; ese invento tan antiguo en su estado más natural, al desnudo.

Aunque pueda parecer que dejar las bombillas colgando (sin lámpara) da un aspecto al ambiente de obra inacabada, lo cierto es que disponiéndolas de una forma determinada, se consiguen verdaderos escenarios de ensueño.

Esto es algo que los organizadores de bodas ya han descubierto y por eso, cuando las bodas se celebran en el exterior y de noche, consiguen creaciones maravillosas como las dos siguientes:

luces1

Fuente: Style me pretty

Bodas con luces

Fuente: French wedding style

En esta segunda imagen recurren a faroles con velas y a luces “de Navidad” (desconozco si tienen un nombre propio…) para adornar los árboles y lo cierto es que el resultado es mágico y romántico; espectacular.

Hay que reconocer que una zona exterior decorada con luces sencillas adquiere un aspecto totalmente diferente, sin embargo, no es necesario disponer de un jardín con grandes árboles para conseguir estos efectos. Mucho más modesto pero igual de bonito luce este patio interior de un bloque de pisos. ¡Ideal para celebrar una fiesta de la comunidad!

Edificio con luces

Fuente: Lampsplus

Además, este tipo de decoración no se limita únicamente a los exteriores. Podemos dar un segundo uso a esas luces “de Navidad” e incluirlas en el interior; ya sea para iluminar un espejo o la parte superior de un dormitorio, el resultado es inspirador…

Espejo con luces

Fuente: Lampsplus

Dormitorio con luces

Fuente: Examiner

Y ¿qué me decís del resultado en un cuarto de juegos para niños? Lo que debería ser un lugar caótico, se convierte en un espacio donde dejar volar la imaginación.

Luces en cuarto de juegos

Fuente: RH Baby & child

Para acabar, ¿qué tal un DIY? Os dejo el link a una página donde os enseñan el paso a paso para elaborar estas sencillas aunque creativas luces que quedarían genial en cualquier fiesta. ¡El resultado final es encantador!

Luces con vasos de papel

A veces, menos es más, ¿verdad?

Me va lo rústico, ¿y a ti?

Como el título bien indica, me va la decoración rústica. Me va la madera en su estado más natural, me van los materiales recios, vírgenes… Ahora sí, me van en un ambiente minimalista y acogedor.

Hoy traigo unos cuantos ejemplos de este tipo de decoración que recuerda un poco a los hogares nórdicos, donde predominan los materiales naturales y el blanco como color principal.

El primer ejemplo está en el suelo. Esta imagen está sacada de un artículo de la web http://www.desiretoinspire.net/ donde el autor también se inspira en lo rústico. Una maravilla.
Suelos rústicos

Las mesas rústicas tampoco se quedan atrás. Esos tableros gruesos con la madera (aparentemente) sin tratar… en su estado más natural. En este artículo podéis encontrar esta que os pongo y más.
Mesa rústica

Esta otra mesa, sí que está más tratada. Se trata de una mesa reciclada con diferentes tablones y de diferentes colores y barnices. El resultado final es muy especial. En este artículo podréis encontrar esta mesa y otros proyectos con madera reciclada.
Mesa de madera reciclada

Se puede conseguir el mismo efecto en las paredes, como veis en la siguiente imagen (Fuente: Heart Home).

Paredes rústicas

Esta otra pared también confiere un aspecto muy especial al dormitorio: robusto pero natural.
Pared de madera rústica

Por cierto, buscando la fuente de esta imagen (arriba os pongo el enlace a la imagen de pinterest que he encontrado), descubrí que proviene de la web www.houzz.com/; resulta ser una especie de red social sobre interiorismo donde puedes entrar a ver numerosos ejemplos de decoración (puedes filtrar por habitación, materiales…) y “guardarte” aquellos diseños que más te gusten. Además ayuda a que profesionales del sector den a conocer sus diseños. Una idea genial, ¿verdad?

Por último, quiero compartir una idea rústica más: puertas. No tiene que ser la puerta de entrada a un gran caserón; puedes ir más allá -como en este caso- y poner unas puertas rústicas de acceso al dormitorio. Otra manera de reciclar pequeñas joyas y que lucen así de bien (Fuente: LisaRoy).
Puertas rústicas

Y… ¿ahora? ¿Te va lo rústico?

Collage de otoño

Hola a todos!

Sin duda, el otoño es una de mis estaciones del año preferidas: los colores en la naturaleza, el cambio de vestuario respecto del verano, la luz característica que tienen sus días… Desde luego es una época especial. Por eso, he querido inaugurar esta sección de collages con ella, para ofreceros un conjunto de “cosas” que os inspiren en estos días.

Collage de otoño

1. MODA. El primero de los artículos es un “must have” para este otoño: los sombreros. Sí, han vuelto y están pegando fuerte. Este que os pongo es de Mango y cuesta 25,99 euros, pero podéis encontrar parecidos en cualquier tienda. Las fashion bloggers ya se han unido a esta tendencia. Aquí os dejo los links de las blogueras Lovely Pepa y Trendy Taste para que os inspiren con sus estilismos.

2. UN DIY (Do It Yourself o “Hazlo tú mismo”). Si conocéis a alguien que cumpla años en esta época, qué mejor que personalizar tu regalo con un look otoñal. No necesitas más que papel de embalaje y darte una vuelta por el campo para coger algunas hojas con colores bonitos. Conseguirás darle al regalo un toque personal y muy especial como el de la foto.

3. UNA RECETA. Si eres cocinillas, también puedes probar a hacer una receta con productos de esta época del año. Así he encontrado un blog, Wikimums, con muchos tips para “Mamás de hoy” y donde nos ofrecen una receta de Panellets que parece sencillita y tiene que estar buenísima. ¡El que se anime, que comente!

4. UN PASEO. La cuarta imagen es de cerquita de donde vivo: el bosque de Zaldiaran. Un hayedo espectacular en cualquier época del año pero que especialmente en otoño adquiere una tonalidad de colores que lo hace único. Sin embargo, no tenéis que venir hasta aquí para descubrir lugares así porque en otoño cualquier paseo por el campo se convierte en un paisaje realmente inspirador.

5. UN EVENTO. Como no podía ser de otra manera… Halloween. Aunque algunos lo consideren una “americanada”, al fin y al cabo es una fiesta, así que ¿por qué no aprovechar y disfrutar de ella? Además, si organizas la fiesta en casa puedes hacer como en la foto y “currarte” un puchero que sirva como ponchera. No he encontrado el “paso a paso” pero, ¿no es una gran idea?

6. DECORACIÓN OTOÑAL. Como iréis comprobando me encanta toda la decoración que tenga ese aspecto de naturaleza y que sea un poco rústico-chic a la vez. Y esta imagen que os pongo es un claro ejemplo de ello. Utilizando un tronco seco y metiendo una vela dentro se consigue un look romántico y natural que aporta al ambiente un toque muy especial.

Espero que os haya gustado y sobre todo inspirado!!