Personaliza tus tazas

Este fin de semana he aprovechado el tiempo espectacular que hemos tenido para preparar y mostraros mi último proyectito: personalizar unas tazas blancas básicas para hacerlas un poquito más mías.

Está claro que con los tiempos que corren Ikea es nuestro mejor y más habitual recurso para llenar nuestras casas de muebles y menaje, y como ya vimos en el post de ideas para customizar tus muebles de Ikea, no hace falta invertir mucho dinero para conseguir muebles y accesorios, únicos y personalizados.

Así que coger un rotulador y… ¡manos a la obra! porque, mirad cuál es el resultado:

DIY pintar tazas

¿Qué os parecen? ¿Verdad que quedan genial?

Pues no tenéis más que haceros con unos rotuladores especiales para cerámica, unas tazas lisas y sosas pidiendo a gritos un diseño, y ¡ya está!

DIY personaliza tus tazas

Yo conseguí mis rotuladores a través de Amazon y aunque no fueron muy baratos, el hecho de no tener que meter las tazas al horno para fijar la tinta (como ocurre con la mayoría de este tipo de marcadores), creo que merece la pena. No hay más que agitar el marcador, presionar la punta para que salga la tinta y dibujar. Después hay que esperar 3 días antes de meter las tazas al lavavajillas, pero pasado ese tiempo, ¡ya tienes tu taza lista para que se convierta en tu favorita!

Estos rotuladores, además, son inodoros y al estar hechos con una base de agua, la tinta se limpia con facilidad de manos y ropa. Así que ¡son ideales para dejar que los niños dejen volar su imaginación!

Os dejo algunas imágenes más de las tazas (¡ay, qué orgullosa estoy de ellas! ):

A la primera de ellas le he hecho un diseño con unas flores sencillitas que por supuesto (al ser femenina, ella) será para mí 🙂 .

DIY decorar tazas ceramica

DIY pintar tazas a mano

DIY personalizar tazas ceramica

Y a la segunda taza, que es para mi chico, le he dibujado a su segunda novia; la bici. Al tratarse de su gran pasión, ¡no podía hacer otro diseño que fuera más acorde con él!

DIY pintar tazas a mano

DIY Personalizar tazas de ceramica

DIY decorar tazas ceramica

Y después de cogerle el gustillo con las tazas, me animé a decorar un tazón, al que le he dibujado unas estrellas amarillas discretitas pero que, al mismo tiempo, le dan un toque especial.

DIY pintar tazon ceramica

DIY pintar a mano tazon

DIY Decorar tazon

¡Aquí van todos juntos!

Personalizar tazas ceramica

¿Qué os parecen? ¡Yo, al menos, estoy encantada con el resultado!

¿Os animáis a hacerlo? ¡Es muy fácil! Además, ¡podéis compartir vuestros proyectos en nuestro facebook 🙂 !

Anuncios

Salva a un pingüino… ¡tejiendo!

¡Nunca imaginé que me daría tanta rabia no saber tejer (en estos momentos me estoy peleando con el trapillo; espero enseñároslo pronto)! Y es que cuando se combina una de mis grandes pasiones (o quizá mi mayor pasión) que son los animales, con mi afición, que son las manualidades, no poder aportar mi granito de arena ¡me fastidia un montón! ¡Así que es el turno de las que ya son expertas tejedoras!¡Los pingüinos de Australia os necesitan!

Jerseys para pingüinos

Este simpático animalejo es un pingüino azul. Con tan solo 33 centímetros de alto y un kilo de peso, él y otros 450 como él sufrieron en 2001 las consecuencias de un vertido de petróleo. Así nació el llamado Penguin Jumper Program; un programa solidario que solicitaba la confección de jerseys a medida para los pingüinos.

No es que lo hicieran para que estuvieran más simpáticos aún (¡mira que son majos!), sino porque el petróleo hace que las plumas de los pingüinos se separen y queden rígidas no pudiendo cumplir su función de protegerles del frío (pobrecicos ellos). Además, gracias a los jerseys se evita que se limpien las plumas, impidiendo que ingieran el crudo que podría intoxicarles.

Así que la necesidad de 2001 se convirtió en tradición, y la Phillip Island’s Penguin Foundation -que aún hoy en día rehabilita unos 20 pingüinos al año- no ha parado de recibir jerseys provenientes de voluntarios de todo el mundo, por lo que donan parte de ellos a otras asociaciones o venden los que no son adecuados para el animal y así recaudan fondos para la fundación.

Es más, la iniciativa ha tenido tanto éxito que ¡han llegado a celebrar un concurso para elegir el jersey más original!

Estas fueron las creaciones ganadoras:

Jerseys para pingüinos

Jerseys para pingüinos

Jerseys para pingüinos

Jerseys para pingüinos

Jerseys para pingüinos

Jerseys para pingüinos

¿Verdad que son adorables?

Pues si eres más habilidosa que yo y quieres aportar tu jersey a la causa, aquí dejo los patrones para vestir, a la vez que salvar, a los pingüinos azules:

¡Hagamos DIY solidario! 🙂

Mi bautismo con el Washi-tape

Hace poco que en mi ciudad han abierto un bazar chino gigante, y reconozcámoslo, aunque apoyemos el comercio local, para comprar cosas básicas como pegamento, cartulina y cosas similares, “los chinos” nos vienen genial.

La cuestión es que el otro día pasé por allí y cuando vi que habían traído una cantidad considerable de Washi-tapes no pude resistirme. Después de ver tantos proyectos por la red y la de gente que hay enganchada a este material, yo también tenía que probarlo. Así que cogí tres modelos que me gustaron bastante y me puse a pensar en posibles proyectos (sí, lo sé, primero compro y luego pienso qué hacer con ello… ¡no tengo remedio!).

Y he aquí mis creaciones:

Lamina con washi tape

Lamina con washi tape

Decidí hacer unas láminas decorativas con washi tape, porque aunque hay proyectos alucinantes circulando por Internet, me parecía una forma sencilla y rápida de iniciarme en el mundillo.

Para los que aún no lo conozcáis os pongo el paso a paso de creación de estas dos láminas que no os llevarán más que unos pocosminutos:

LAMINA 1

En una cartulina blanca imprimí un ampersand (‘&’) grandote (que también podéis dibujar) y por la parte trasera, calcándolo a través de la luz de la ventana, dibujé las líneas del símbolo que me servirán de guía para recortarlo más tarde.

Una vez que hemos hecho ese paso, ya podemos empezar a poner el washi-tape intentando coincidir (en la medida de lo posible) el dibujo de una línea con otra.

DIY Lámina con washi tape

Y después, simplemente, recortamos el dibujo que hayamos escogido.

DIY Lámina con washi tape

Ahora ya  no queda más que escoger una cartulina de otro color que nos guste y que haga que la figura resalte, y ¡ya estará listo para enmarcar!

DIY Lámina con washi tape

Queda bien, ¿verdad? Pues vamos a por la segunda, que lleva un poco más de elaboración:

LÁMINA 2

En este caso hemos escogido una cartulina gris sobre la que le vamos a “dibujar” un patrón geométrico con washi-tape blanco:

DIY Lámina con washi tape

Después, dibujaremos o imprimiremos una imagen que nos guste especialmente y la recortaremos. Esto nos servirá de ayuda para dibujar la silueta en la cartulina negra.

DIY Lámina con washi tape

Una vez que hayamos dibujado la silueta en cartulina y recortado la figura, lo colocaremos sobre nuestro patrón hecho con washi-tape.

DIY Lámina con washi tape

Y ahora ya, finalmente, le daremos un toque especial al marco decorándolo también con washi-tape:

DIY Lámina con washi tape

Y ¡ya está lista la lámina!

DIY Lámina con washi tape

¿Qué os han parecido los proyectitos? Ya habéis visto que con poca cosa se pueden conseguir unas láminas decorativas y muy personalizables.

¿Os habéis unido ya al club de fans del washi-tape? 🙂

Pasta fresca made in home

Creo que no me equivoco si digo que en muchas familias vascas la madre es la cocinera y el padre es el chef. Al menos, así es en la mía; mi madre ha cocinado durante toda nuestra infancia a diario, pero siempre que había que hacer una paella los domingos o la comida de Navidad, ha sido mi padre el que se ha metido entre fogones (sin desmerecer la comida de mi madre 🙂 ). Y más aún en estos últimos años cuando la afición de mi padre se ha convertido en un “más difícil todavía” y en cada reunión familiar nos ha sorprendido con creaciones insólitas.

¿Lo último? Raviolis, espaguetis, tagliatelle… Todo tipo de pasta fresca para sacarle partido a su recién estrenada máquina de hacer pasta. Y yo encantada, la verdad, porque me puedes poner unas cigalas que no les hago ni caso, pero me pones delante un buen plato de pasta y ¡me abalanzo contra él!

Así que este fin de semana he exprimido los conocimientos de mi padre y me he empapado del proceso de elaboración de la pasta fresca para compartirlo con vosotros. Porque lo creáis o no, ¡es muy sencillo!

¿Preparados para conseguir un riquísimo plato de pasta fresca?

Receta pasta fresca

Ingredientes:

-Unos 300 gr de harina
-3 huevos
-Una pizca de sal

Sólo con estos tres ingredientes conseguís unos 500 gr de pasta fresca. Si queréis hacer más o menos cantidad, la proporción que se utiliza es de 1 huevo por cada 100 gramos de harina.

Lo primero que hay que hacer es poner la harina en un bol y hacerle un agujero en medio (en forma de volcán) donde echaremos los huevos y los iremos poco a poco mezclando con la harina.

Elaboración pasta fresca

Cuando la masa vaya cogiendo textura pasaremos a amasarla con las manos y sobre una superficie plana (donde echaremos harina para que no se pegue). Se volverá pegajosa, pero poco a poco irá cogiendo uniformidad hasta lograr una bola amarilla de masa.

hacer pasta fresca

Cuando tengamos nuestra masa uniforme y lista, la envolveremos en film transparente y la dejaremos reposar en la nevera entre media hora y dos horas. Pasado ese tiempo, estará lista para empezar a darle forma en la máquina.

Así que ahora que ya tenemos la masa reposada, cogeremos un cuarto de la bola y la aplastaremos un poco para introducirla en el número más alto que te ofrece la máquina: 6 mm. La doblaremos hasta en 4 ocasiones y la volveremos a pasar por la máquina en su número máximo. Después, iremos afinando la masa pasándola por los números inferiores, hasta conseguir una finura de 2 milímetros.
Elaborar pasta fresca

Elaborar pasta fresca

Y una vez que tenemos la masa finísima, la pasaremos por la rendija que corta los tagliatelles (en mi caso).

Pasta fresca

¡Y ya tenemos nuestra pasta lista para hervir (durante unos 3 minutos) y servir!

Receta pasta fresca

¡Doy fe de que estaban buenísimos!

Y aunque esta vez los haya hecho mi padre con su máquina, tengo clarísimo que yo también intentaré hacerlos con las herramientas a mi alcance, es decir, con rodillo de amasar y cuchillo. ¡A ver qué sale!

Y ¿vosotros? ¿Os animáis a hacer pasta fresca un día?

DIY: Transforma unas botas en botines

Ahora que me ha dado fuerte por el reciclaje de prendas -esto es, por convertir algo que no uso en otra cosa que pueda aprovechar más-, empiezo a darme cuenta de todas esas compras compulsivas que hice en su día por tratarse de gangas, y que luego se han quedado en el armario acumulando polvo. Y es, precisamente, el caso de las botas de hoy.

Realmente no recuerdo cuando las compré pero pueden tener más de 5 años; han sufrido alguna que otra transformación (eran de un gris verdoso extraño y las intenté aclarar); y realmente podría haber llegado la hora de deshacerme de ellas… pero no. He aprovechado que no les tengo demasiado aprecio para experimentar con ellas en este DIY. Y la verdad es que ¡no han quedado nada mal para lo que podría haber salido!

Han pasado de esto:

Convertir botas en botines

¡A esto!

Transformar botas en botines

El cambio es significativo, ¿verdad? Obviamente no son una maravilla, básicamente porque si no hay una buena base, mucho no se puede sacar pero al menos creo que así las aprovecharé más.

Bueno, ¡vamos al lío! Voy a contaros el paso a paso de convertir unas botas en botines, que como ya he dicho, fue un experimento, por lo que está conseguido a base de chapucillas varias; es más, si me viese algún zapatero, probablemente ¡se echaría las manos a la cabeza! 😛

¡Empezamos!

Lo primero que hice fue descoser la tira del costado de la bota porque creí que luego podría servirme (y así fue), y además, corté la parte superior para dejarlo como remate del botín.

Transformar unas botas en botines

Después corté la bota a la altura que me pareció más adecuada para el botín.

DIY convertir unas botas en botines

DIY Botas en botines

Entonces fue cuando cogí el remate superior que había reservado y lo cosí tanto por fuera como por dentro (esta es la fase chapucera 🙂 ).

transforma unas botas en botines

Y para disimular el corte lateral, cosí también la tira que había descosido al principio.

Convierte botas en botines

La verdad es que a pesar de que ya tiene un aspecto bastante definitivo, para disimular imperfecciones, cogí el trozo de piel (falsa, claro) que le había quitado y le cosí los bordes a modo de remate; así, lo aproveché para hacer un lazo.

Transforma botas en botines

Y lo añadí al botín dándole unas puntadas.

DIY Botines con lazo

Et voilá!

DIY botines con lazo

¡Pero esperad!Que ya habéis visto al principio que este no es el resultado final. Y es que seguía sin estar contenta con el color de los botines: demasiado ambiguo para mi obsesión (sí… otra más) de conjuntar toda la ropa. Así que cojí un tinte negro especial para calzado, y ¡conseguí una transformación completa!

DIY botines

DIY botines con lazo

Ahora sí que sí…. voilá!

Transformas botas en botines

¿Qué os ha parecido? La verdad es que aunque no sea un acabado muy profesional, yo estoy contenta por tener nuevos botines ¡sin gastarme un duro! 🙂

DIY: De una chaqueta abandonada… ¡a un cuello de lana!

Ya nos estamos acercando al final de febrero y se empieza a notar que los días van alargando y el frío poco a poco va remitiendo. Así que no podía esperar más para publicar este DIY que llevaba tiempo queriendo hacer: ¡convertir una chaqueta o jersey que ya no utilicemos en un cuello de lana! ¡Vamos a completar nuestra colección de complementos invernales después de los DIY de los pompones para los gorros de lana y los guantes hechos partiendo de unos calcetines! Este que os traigo hoy es un proceso muy sencillo y no requiere de grandes conocimientos de costura, así que muy atentos porque ¡aquí va el resultado!

DIY cuello de jersey

DIY cuello de chaqueta

¿Qué os parece? Queda bien, ¿no? ¿Nos ponemos ya manos a la obra? ¡Vamos allá!

Lo primero, escogeremos un jersey o una chaqueta que ya no nos pongamos o a la que no le sacamos el suficiente partido. En mi caso, he usado una chaqueta fruto de una compra compulsiva por Internet; el caso es que cuando llegó a casa no me convenció nada, y ahí ha estado en mi armario abandonada ¡hasta ahora! 🙂

DIY cuello de lana de jersey

Así que, sin miedo, cogeremos las tijeras y cortaremos un rectángulo de la parte central de la chaqueta o jersey.

DIY cuello de jersey

Podéis hacer una primera prueba de cómo quedaría uniendo los dos extremos con alfileres o hilvanándolo, porque a mí, en el primer intento, me quedó demasiado ancho y después de haberlo cosido tuve que cortarle otro trozo más de tela… ¡Sed precavidos y haced la prueba! ¡No hagáis como yo! 😛

Ya sabemos lo que toca ahora: coser. Uniremos los extremos del ancho de nuestro futuro cuello y, del revés, empezaremos a coserlos. Tenéis que tener en cuenta que si la lana es muy gorda puede que se os deshaga todo al cortarlo; por eso yo escogí una chaqueta de punto fino (lo de coser lana gorda es mi asignatura pendiente, en cuanto aprenda, ¡repetimos!).

hacer cuello de jersey

Trataremos de coser tanto los bordes -para asegurarnos que no se deshile-, como una línea en todo lo largo. Después nos tocará coser los dos extremos metiendo un trocito de tela hacia dentro.

DIY bufanda cerrada

¡Y eso es todo! ¡Ya tenemos nuestro cuello o bufanda cerrada lista!

DIY bufanda cerrada

Fácil, ¿verdad? ¡Aquí os dejo un par de fotos de cómo queda puesto!

DIY cuello de lana

DIY Cuello de lana

¡Estoy encantada con el resultado! He pasado de tener una chaqueta abandonada en el armario a tener un cuello o bufanda cerrada calentita a la que ¡todavía le sacaré partido!

¿Qué os parece? ¡Si os animáis a hacerlo espero vuestras fotos en el Facebook (de este o de cualquier otro proyecto)!

Customiza tus muebles de Ikea

Hay gente a la que no le gusta vestirse de Zara para evitar esas situaciones en las que vas por la calle y te encuentras a alguien vestido exactamente igual que tú. Si le pasa a la princesa de Asturias, ¿cómo no nos va a pasar a nosotras? El caso es que ocurre más o menos lo mismo con el mobiliario de nuestras casas. Sólo unos pocos pueden permitirse el lujo de comprar muebles super-exclusivos que hagan su casa única. Mientras tanto, el resto de mortales tenemos que conformarnos con comprar en Ikea; y contentos ¡oye!

Así que aprovechando que el blog Petite Candela organiza la segunda edición de la Decopedia con la temática de la Decoración Low cost, participo y os traigo unos cuantos muebles de Ikea que, tras su transformación, nadie diría que son precisamente eso, low cost. Además, al final del post añado un pequeño truquillo que he hecho en mi casa para guardar mis collares sin que acaben unos enredados con otros. ¡Empezamos!

Y empezamos por algo muy sencillito pero a la vez, muy resultón. Se trata de la lámpara Regolit de Ikea que cuesta nada más y nada menos que 2,5 euros y con la que podemos conseguir diseños como los siguientes:

customizar lampara ikea

Lámpara para habitación infantil

transformar lámpara ikea

Lámpara festiva

Geniales, ¿verdad? ¡y con una inversión mínima!

La segunda transformación viene de la mano de la famosa estantería Expedit de la marca sueca, que sin duda, es la pieza de mobiliario más polifacética, porque con ella se pueden crear desde mesas de recibidor, hasta vestidores, pasando por bancos para sentarse tan a gusto. Aquí, algunos ejemplos:

Transformar estanteria expedit

Mueble recibidor

Customizar estanteria expedit

Vestidor impresionante

Banco con estanteria expedit

Banco con estantería Expedit

Estos son sólo tres ejemplos de las miles de posibilidades que ofrece la estantería Expedit y que podréis encontrar por Internet.

Y a continuación vamos a transformar dos cómodas básicas de Ikea para convertirlas en muebles bonitos y glamourosos. No hace falta más que un poco de pintura, unos tiradores bonitos y algunos accesorios que embellezcan los cajones. ¡Los resultados son asombrosos!

transformar cómoda ikea

Cómoda de lujo

customizar cómoda ikea

Cómoda original

¿No os parecen una bomba? ¡Cualquiera diría que son de Ikea! Y es que ¡no hace falta gastarse mucho dinero para tener un mueble único; ¡un poco de imaginación, algún bote de pintura y está hecho!

Si todavía os habéis quedado con ganas de más podéis encontrar muchas más transformaciones en www.ikeahackers.net. Una web recopilatorio de trucos y transformaciones de cualquier pieza de la famosa marca de muebles low cost.

Pero ¡esperad! ¡que todavía queda mi truco del almendruco!

No necesitas más que el espejo Stave de Ikea -que además está de oferta 🙂 – y unos colgadores pequeñitos de los que no dañan la pared. Gracias a que el espejo viene con un par de bisagras para hacerlo giratorio, ¡podemos utilizar el hueco de detrás para colgar nuestros collares!

Espejo ikea

Espejo ikea

Además yo le puse un imán (de los que se ponen en las puertas de armarios) para que se quede completamente pegado a la pared cuando lo cierras (si no, se queda un poco abierto).

espejo ikea

¿Qué os parece? ¡Creo que es una gran solución! Al menos a mí me sirve para tener mis collares bien ordenaditos y ¡sin que se enreden!

Y en general, ¿qué os parecen las transformaciones? ¿Os animaríais con alguna de ellas?

Receta de Carrot Cake (Bizcocho de zanahoria para los amigos)

No es que me haya vuelto repostera ni nada parecido, de hecho no soy especialmente mañosa entre fogones, pero reconozco que esto de la repostería me gusta; me gusta aprender recetas nuevas y probar a hacerlas. Y, precisamente, esta receta me la enseñó una amiga que sí que es un hacha con esto de los dulces, y después de probar su Carrot Cake o bizcocho de zanahoria, no pude resistirme a intentar hacerlo.

La verdad es que si nunca has oído hablar sobre este bizcocho quizá te parezca un poco raro eso de que sea de zanahoria, pero la verdad es que ¡es alucinante lo bueno que está! Es menos dulce que los tradicionales, pero ¡mucho más jugoso! Así que si eres de los que prefieren el salado al dulce, ¡deberías probar esta tarta!

Este es el aspecto final:

Bizcocho de zanahoria

Y estos son los ingredientes:

-2 huevos
-115 g de azúcar
-120 ml de aceite de oliva suave
-140 g de harina
-140 g de manzana rayada
-150 g de zanahoria rayada
-1 cucharadita de canela
-1 cucharadita de bicarbonato
-Nueces al gusto
-Pasas (opcional, yo no le puse)

Ingredientes carrot cake

¡Y ahora vamos con el proceso!

En primer lugar mezclaremos los huevos con el azúcar y el aceite.

Tarta de zanahoria

A continuación añadiremos tamizando poco a poco la harina junto con la canela y el bicarbonato, y mezclaremos bien.

Después, rayaremos tanto la zanahoria como la manzana y lo mezclaremos. Por último, añadimos cuantas nueces queramos. Podéis dejar los trozos grandotes o triturarlas más para que se quede la masa homogénea. Eso, ¡al gusto de cada uno!

Carrot cake

Con el horno precalentado a unos 170-180 grados, meteremos nuestra mezcla durante aproximadamente 35 minutos, aunque esto siempre depende de cada horno así que lo mejor siempre es hacer la prueba del palito (o cuchillo): si lo metemos y sale limpio… ¡está listo!

Bueno, y ¡ya habéis visto la pintaza que tiene!

Bizcocho de zanahoria

¿Qué? ¿Os animáis a hacerlo? ¡No os arrepentiréis!

Transforma tu espacio de trabajo + DIY

Una vez que ya hemos revisado las 6 claves para tener un espacio de trabajo bonito y ordenado toca ponerse manos a la obra. Así que aprovechando el fin de semana, he aplicado esas claves y este ha sido el resultado: de una oficina sosa e impersonal… ¡a un espacio de trabajo vivo e inspirador!
Transformar una oficina

¿No creéis que está mucho más bonito? Yo estoy encantada porque ¡es muy yo! Todo bien ordenado (soy un poco maniática del orden, lo reconozco) y además mucho más animado.

Pues si os gusta el resultado os voy a mostrar todo lo que he hecho para conseguirlo, ¡empezando por un DIY!

Necesitaba tener un lugar donde poner a la vista todos esos post-it que voy acumulando a lo largo de la semana, así que tenía claro que iba a necesitar o bien una pizarra donde apuntar las cosas o bien un corcho. Y como la mejor opción siempre es la Low cost, escogí el corcho porque ya tenía uno de cuando estudiaba en el colegio. Pero como se trata de un accesorio bastante poco estético, decidí darle un aspecto totalmente diferente. Estos son los materiales necesarios:

-Un corcho
-Pintura y pincel
-Tela para forrar el corcho
-Grapadora normal
-Grapadora de madera

¡Vamos allá!

DIY transformar corcho

Cogeremos nuestro corcho y lo desmontaremos por uno de los lados. Hay que hacerlo con cuidado para evitar que se nos rompa, porque la verdad es que vienen mejor sujetos de lo que yo pensaba y me costó un rato soltarlo…

Una vez desmontado pintaremos la madera del color que nos apetezca. Yo escogí el blanco.

DIY transformar corcho

Le daremos un par de capas de pintura, y mientras se seca, cogeremos el corcho y la tela que hayamos escogido y mediremos y cortaremos solo la cantidad de tejido que vamos a necesitar. Calcularemos la medida del corcho más un par de centímetros de cada lado.

DIY transformar corcho

Ahora con la grapadora normal iremos grapando la tela al corcho. Lo haremos poco a poco e intercalando cada uno de los lados estirando la tela para que quede bien lisa y uniforme.

DIY transformar corcho

Una vez que hayamos grapado toda el borde de la tela al corcho, recuperaremos el marco de madera que habíamos pintado y lo volveremos a montar. Introducimos el corcho por las rendijas destinadas a ello y ponemos el lado que habíamos soltado. En esta ocasión usaremos la grapadora de madera para juntar los vértices del marco.

DIY transformar corcho

Si no tenéis una grapadora de madera (que, por otro lado, sería bastante normal) podéis unir el marco con pegamento.

Y ¡ya está! ¡Ya tenemos nuestro corcho mucho más bonito y decorativo!

DIY transformar corcho

Después de este corcho que va a ser el protagonista de la decoración de nuestro espacio de trabajo, el resto no son más que simples detalles que ayudarán a armonizar el conjunto:

Unos banderines de colores en nuestro recién reciclado corcho…

banderines

Unas láminas enmarcadas…

laminas decorativas

laminas decorativas

Una tarjeta de regalo a la que le tengas cariño…

decorar una oficina

Una foto especial…

Decorar espacio de trabajo

Un calendario y complementos bonitos…

Decorar espacio de trabajo

No hace falta gastarse mucho dinero; yo he aprovechado un bote de cristal, y poniéndole una cinta bonita en el borde, lo he utilizado como bote para los bolis:

Decorar escritorio

Con todos estos complementos conseguiremos un conjunto bonito y sobre todo muy personal. ¡Ya habéis visto el resultado!

Personalizar espacio de trabajo

¿Os ha gustado? ¡Yo estoy muy satisfecha!

¿Os animáis a crear y decorar vuestro propio espacio de trabajo personalizado?

Un cumpleaños… feliz

El otro día en el post donde os contaba sobre de mi deseadísima nueva cámara de fotos ya comenté que había sido mi regalo de cumpleaños. Así que sí, aunque no lo haya anunciado, el sábado fue mi cumpleaños. Y es que no soy de esas personas a las que les gusta ser el centro de atención y recibir alabanzas y felicitaciones de todo el mundo; soy más bien todo lo contrario: tímida (de esas que se ponen rojas como un tomate cuando les dicen algo bonito) y humilde (nunca creo que lo que hago es lo suficientemente bueno).

Cumpleaños

Fuente: Aih.

Además, días antes del día “D” no estaba demasiado animada; es más, creo que empieza a afectarme (más de lo que reconocería) el hecho de cumplir años. Supongo que ya nos acercamos a una edad en la que tiendes a hacer balance; una edad de la que esperabas otra cosa, más estabilidad, menos desorientación o qué sé yo, pero el caso es que no tenía ganas de que llegase mi cumpleaños.

Sin embargo ¡fue toda una sorpresa! La organización de comidas con familia y cenas con amigos me tuvo atareada todo el día (lo cual no me dejó pensar en que me hago mayor sin remedio…) y los momentos “ociosos” ¡los disfruté de verdad! Así que creo que puedo resumir el día como “Un cumpleaños feliz“.

Y después de este momento de contar mis penas sobre un diván aquí viene el post de hoy dedicado a todas esas personas que hicieron mi día tan especial! 🙂

Quise tener un detalle con los asistentes a mi “fiesta” así que decidí llevar un postre hecho por mí. Y como no soy muy creativa en lo que a la repostería se refiere -tengo que seguir la receta al dedillo-, escogí un postre que siempre que lo hago sale genial: Cupcakes de chocolate.

La receta no es mía sino que la cogí del programa de Divinity Cupcake maniacs, donde Alma Obregón hace unos postres espectaculares. Aquí os dejo la vídeo-receta (sólo he encontrado el programa completo así que con ver los 4 primeros minutos basta):

Fácil, ¿verdad? Además si seguís la receta tal y como marca, ¡nunca salen mal!

Pues yo quise dar un paso más e inspirándome en esas decoraciones maravillosas que podemos encontrar en las fiestas donde el dulce es el protagonista (tenéis miles de ideas en Pinterest), creé mis propios toppers para los cupcakes. ¡Este fue el resultado!

Toppers para cupcakes

Me tiré dos días dibujando, recortando y pegando en los palillos las diferentes figuras, pero al final creo conseguí un efecto más divertido y original, ¿no?

¿Qué os parecen? ¿Os animáis a preparar el postre o a decorar con los toppers?